¿Qué es?

Se trata de una fisiopatía que afecta a los pinos carrascos de la zona litoral y prelitoral de la Comunitat Valenciana. En el momento de su descripción, esta sintomatología fue denominada Fisiopatía de los pinares litorales o Fisiopatía del pino carrasco ante la imposibilidad de encontrar un agente causante de los daños.
Actualmente, sigue sin determinarse de manera inequívoca el agente patógeno causal de esta sintomatología, pero trabajos realizados en coordinación entre la Universidad Politécnica de Valencia y la Conselleria Agricultura, Medi Ambient, Canvi Climàtic i Desenvolupament Rural permitió iniciar una línea de investigación para profundizar en la cuestión. En ella se ha detectado Candidatus Phytoplasma pini en muchos de los árboles estudiados que presentaban estos síntomas.

¿Qué daños puede causar?

Estos daños consisten en una seca localizada de diferentes partes de la copa de los pinos, las cuales toman un color marrón o atabacado asemejándose a un fogonazo. Es frecuente que los daños se manifiesten en la parte superior de la copa y que, posteriormente, se extiendan al resto del árbol.
Se trata de daños muy llamativos por la coloración que adquieren las acículas y que pueden manifestarse en un corto periodo de tiempo y a afectar a pies de todas las edades, dando la impresión de que los árboles pueden morir en pocos días, pero los pinos afectados resisten la afección y terminan por recuperarse.
Existen antecedentes de este tipo de daños desde finales de la década de los 90, pero fueron especialmente intensos a principios de verano y durante el otoño de 2002.
Sólo se ha detectado sobre pinos, siendo las zonas y los ejemplares con daños siempre los mismos, lo que parece indicar que se trata de un agente residente en el árbol que se manifiesta cuando se encuentra debilitado por condiciones ambientales.

¿Cómo puede propagarse?

Actualmente se desconoce de manera inequívoca tanto el modo de propagación como el agente causante.

¿Cuál es su distribución?

En la Comunitat Valenciana se distribuye en las 3 provincias, localizándose principalmente zonas litorales, aunque también en las prelitorales.

¿Cómo se combate?

No se conoce ninguna medida, sin embargo, la observación de la evolución de los antiguos episodios de Fisiopatía del pino carrasco en nuestro territorio muestra que los árboles difícilmente llegan a morir, ya que se trata de una afección únicamente foliar que no siempre afecta a las yemas, por lo que es previsible que se produzca el rebrote de las acículas algunas semanas después de la aparición de los síntomas al llegar la primavera, recuperando el pino poco a poco su aspecto anterior. En episodios anteriores, se ha detectado un repunte puntual de la sintomatología al comenzar el verano.

Normativa y más información

http://www.agroambient.gva.es/web/medio-natural/sanidad-forestal

Supervisión técnica y dirección: Servicio de Ordenación y Gestión Forestal. D. G. de Medio Natural y de Evaluación Ambiental.
Documento realizado por VAERSA en el marco del contrato de asistencia técnica Expte. CNCA17/0301/2 “Trabajos relativos a los montes y vías pecuarias”, Expte. CNCA16/0301/58 “Servicio para las prospecciones de cuarentena y el estado fitosanitario de los montes de la Comunitat Valenciana Año 2016-2020” y la Orden de ejecución Expte. CNCA17/0301/127 “Prospección de organismos de cuarentena y la prospección del estado fitosanitario de los montes de la Comunitat Valenciana (Fondos Feader)”.Mayo de 2019

A %d blogueros les gusta esto: