El proyecto que pretende restaurar el entorno del polígono de Catadau y que ha sido elaborado por alumnos de la EFA La Malvesía, sigue avanzando gracias al apoyo de CaixaBank Dualiza y la asociación FPEmpresa. Tras los primeros talleres en los que los jóvenes aprendieron sobre mediciones topográficas, diseño agronómico, georreferenciación de especies vegetales, elaboración de estructuras lineales vegetales y muestreo y censo de insectos, ahora han pasado a nueva formación basada en cajas nido, cajas refugio para murciélagos, hoteles de insectos y refugios para abejas solitarias.

Toni, representante de la Granja de Bitxos, explicó en detalle las distintas funciones de las aves, murciélagos e insectos polinizadores, tanto en ecosistemas forestales como urbanos. Una primera parte que continuó con el aprendizaje sobre la construcción de diferentes cajas y refugios, dependiendo de la especie objetivo.

Para completar la teoría, no podía faltar una parte práctica en la que los estudiantes aprendieron a colocar las “viviendas” en las mejores ubicaciones, dependiendo de las necesidades de cada ocupante.

En futuras acciones del proyecto Smart Green Indus Park: “modelo de restauración de ecosistemas en zonas industriales” todo este conocimiento será puesto a prueba para proveer al polígono industrial de Catadau de las condiciones óptimas para renaturalizar sus zonas más degradadas.

A %d blogueros les gusta esto: